Zumo de frutas y verduras ¿natural o industrial?

zumos industriales

¿Prefieres el zumo de frutas casero o industrial?

Está claro que en términos de practicidad ganan los zumos industriales. Es mucho más fácil y rápido seleccionar los que queremos, pagarlos, y guardar las botellas o tetrabriks en la nevera.

Sin embargo, en lo que a sabor, gusto, propiedades orgánicas para la salud y la propia experiencia del consumidor son los zumos naturales los que ganan. Sin ningún tipo de duda!


Zumos naturales

1. Calidad nutricional superior

Obtenido con la ayuda de un exprimidor o licuadora, el zumo de fruta fresca no se calienta y, por tanto, conserva todos sus componentes: vitaminas, oligoelementos, enzimas … Además, los zumos naturales no han sido pasteurizados, así que son de mayor calidad nutricional.

2. Podrás confeccionar tu propio zumo de frutas y verduraszumo de frutas natural

Serás tú mismo quien elija las frutas, verduras y proporciones para tu zumo, y con la ayuda de un exprimidor o licuadora lo prepararás a tu gusto.

3. El fruto exprimido, pero las verduras también

El exprimidor o licuadora te proporciona una gran libertad para incluir en tus recetas de zumos una variedad de verduras que no podrás encontrar en forma de zumo embotellado. Esto te permitirá añadir a tu dieta gran cantidad de elementos como el sodio o la clorofila usando ciertas verduras.

Ni que decir tiene que los zumos de frutas naturales o caseros son más bajos en azúcar y cuentan con un mayor contenido de nutrientes.

Si queremos evitar los inconvenientes ya mencionados de los zumos de frutas industriales, es recomendable consumir los zumos naturales que preparemos nosotros mismos lo antes posible, (durante los 15 minutos posteriores a su extracción), de forma que permanezcan en contacto con el aire el menor tiempo posible para que no se oxiden y pierdan sus propiedades.  

Zumos Industriales

El consumo de zumos de frutas industriales debe darse pocos días después de su fabricación, el tiempo que pase hasta que llegue a la estantería del supermercado, después a tu carrito de la compra y finalmente a tu vaso.

Este proceso, que puede variar entre 3 y 4 días, implica necesariamente que el zumo de frutas haya tenido que ser pasteurizado.

El proceso de pasteurización consiste en calentarlos a una temperatura de 100 ° C para matar todas las bacterias a continuación los zumos de frutas se enfrían en pocos segundos a temperatura ambiente antes de ser embotellados en frío.

1. Menores propiedades nutricionales por culpa de la pasteurización

La pasteurización permite mantener las propiedades orgánicas del zumo de frutas (sabor, color, vitaminas), pero destruye una parte de las vitaminas, enzimas y oligoelementos, ya que, efectivamente, las vitaminas y los anti-oxidantes son muy sensibles tanto al calor como a la luz.

2. Los embalajes pueden ser nocivos para la saludzumos industriales pasteurizados

Las botellas de plástico compuestas en parte por polietileno, y especialmente los elementos químicos surgidos de la degradación de la botella, tales como el bisfenol A, pueden causar problemas de salud. Lo que es seguro es que sanos, lo que se dice sanos no son.

3. Y, ¿Qué pasa con la ecología?

La gestión de los residuos de botellas de zumos industriales todavía sigue siendo un problema no resuelto, ya que muchos siguen siendo incinerados, ya sean botellas de plástico o de vidrio. El sistema de reciclaje DDR todavía no funciona en España.

5. El zumo de frutas industrial favorece la diabetes

La alta concentración de glucosa y fructosa presente en los zumos industriales estarían en el origen de enfermedades como la diabetes, la obesidad y ciertas enfermedades cardiovasculares.

Ciertos estudios publicados explican que los zumos industriales son peligrosos para la salud en vista a los altos niveles de fructosa que contienen: la contenido de azúcar de un zumo de naranja industrial equivalente al zumo exprimido de 6 naranjas, mientras que vemos a diario como la publicidad nos lo vende como bueno para la salud.

Parece que nuestra opinión está bastante clara, ¿verdad? Beber zumo de frutas casero, natural o fresco es, a nuestro parecer, bastante más recomendable que cualquier clase de zumo embotellado. Aunque sólo se por el sabor!

¿Qué opináis? Dejadnos vuestros comentarios

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *